<<Lo que necesitamos es amar sin cansarnos.

 

¿Cómo arde una lámpara?

Gracias al continuo alimento de pequeñas gotas de aceite.

 

¿Qué son esas gotas de aceite en nuestras lámparas?

 

Son las pequeñas cosas de la vida cotidiana:  fe, unas palabras amables, pensar en los demás

 nuestra manera de estar en silencio, de mirar, de hablar y actuar.

 

No busquéis a Jesús fuera de vosotros.

 

Él no está fuera, sino dentro de cada uno.

 

Mantened ardiendo vuestra lámpara y lo reconoceréis.>>  

 

_________________________________________________

MADRE TERESA DE CALCUTA.