La Salvación

____________________________

 

Un día en el que un niño visito una tienda de mascotas, se ilusionó tanto que cuando llegó a su casa, contó a sus padres su interés por adquirir una mascota, al ver el desinterés por parte de sus padres, insistió tanto que sus padres accedieron a ir a comprar una mascota. En dicha tienda compraron unos cuantos perritos  y se los llevaron a casa. Al paso del tiempo los perritos llegaron a ser parte de la familia, tanto que un día los perritos se enfermaron. La enfermedad de dichos perros fue tan grave, que cuando los llevaron al veterinario este le dijo:

 

Señor, discúlpeme, pero yo no lo puedo atender, llévelo a otra ciudad y allí podrán atenderlo con mas esperanzas.

 

Al llevarlo a otra ciudad el medico le dijo: Para salvar a sus perritos es necesario algo muy difícil de realizar, tendría que matar a su hijo para poderlos salvarlos. El padre del niño accedió gustoso ante esta situación.

 

Esta situación es muy semejante a la que hizo Dios  con nosotros los hombres, que con nuestra enfermedad llamada pecado nos envió a su Hijo único y amado. La comparación entre nosotros y los perros es que los perros son muy fieles y si no les damos de comer ellos no se enojan ni reprochan, pero si nuestro Señor no nos da algo se lo reprochamos y nos enojamos con el.

________________________________________